El riesgo de infarto que corren los niños por llevar mascarilla durante horas, uno de los bulos de esta semana

Que las aseguradoras no paguen a los beneficiarios si el fallecido estaba vacunado contra la COVID-19 o que haya habido 1.000 muertes por culpa de la vacuna son bulos de estos días.

DKV Salud y Maldita.es desmienten los bulos de la semana en “Menos bulos, más rigor científico”.

Esta semana han surgido nuevos bulos sobre la COVID-19 y en este artículo de DKV Salud y Maldita.es los desmentimos. Se ha viralizado un bulo que indica que “cualquier cardiólogo” dirá que los niños que llevan puesta la mascarilla durante horas en la escuela corren el riesgo de sufrir un infarto. El supuesto autor de esta afirmación es Stefano Montanari, que ha difundido otros bulos antimascarillas. El cardiólogo y vicepresidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), José Luis Palma Gámiz, negaba que los cardiólogos contraindiquen la mascarilla: "los cardiólogos recomendamos mucho la mascarilla porque la que genera infartos es la COVID-19 y una de las medidas para defenderse de esta enfermedad es la mascarilla".

Palma Gámiz aclaraba, además, que las mascarillas están hechas de tal manera que permiten el paso de gases, aunque no de partículas: “La difusión de gases a través de la mascarilla se hace de forma perfecta. No se acumula el dióxido de carbono porque si no, no habría un cirujano vivo". Lo cierto es que tampoco está demostrado que la mascarilla cause problemas respiratorios ni en adultos ni en niños, como se puede leer en este artículo.

También se ha compartido en redes sociales un audio que señala que si una persona muere tras recibir la vacuna de Pfizer o la de Moderna, las aseguradoras no pagan a los beneficiarios del seguro de vida puesto que "esas vacunas son una intervención médica experimental", evidentemente se trata de un bulo. Desde UNESPA, la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras, que representa al 98% de las aseguradoras de España, indican que “las aseguradoras de vida sí pagan las indemnizaciones por fallecimiento de personas que hayan muerto tras habérseles administrado una vacuna frente a la COVID-19".

Además, ninguna de las vacunas aprobadas contra el coronavirus es "experimental", al contrario de lo que dice el audio. Las vacunas han sido aprobadas tras pasar la fase 3 de ensayos clínicos, al igual que el resto de los medicamentos y vacunas que hay en el mercado.

Un tercer bulo de esta semana es un contenido publicado en la web El Diestro indica que el Dr. Luis de Benito publicó el pasado 13 de marzo un mensaje en su canal de Telegram: "En España se acercan a 1000 las personas fallecidas en los 7 días siguientes a recibir alguna dosis de vacuna COVID. Se sigue ‘investigando’ (ignorando) si hay relación. Los medios de comunicación no lo mencionan".

Tras la publicación El Diestro relacionó directamente las supuestas 1.000 muertes con la vacuna, De Benito aclaró que "no se puede extraer ese titular" y que se refería a que se están investigando los casos "para establecer si la relación es casual o causal".

Desde el Ministerio de Sanidad no tienen constancia de estos 1.000 fallecimientos y que, por lo tanto, no se están investigando. Además, Sanidad aclara que no recogen en ninguna estadística el número de personas fallecidas en los siete días posteriores a recibir la vacuna contra la COVID-19. Si quieres conocer más detalles sobre estos bulos, puedes leer el artículo aquí.

Activistas de la salud

En marzo de 2020, DKV presentó su nuevo posicionamiento de marca “Activistas de la Salud” en la que apela directamente a la sociedad a involucrarse de manera directa en causas como el cuidado del medio ambiente, la inclusión de las personas con discapacidad, la alimentación saludable, la lucha contra la obesidad infantil y el bienestar de la mujer.

DKV impulsa desde hace tiempo iniciativas relacionadas con estas causas para divulgar y promover acciones que mejoren la salud y el bienestar de las personas y del planeta. Proyectos como #LaHoraDeCuidarse con el Club de las Malasmadres, que promueve que las mujeres dediquen tiempo a su cuidado personal; #DKVapptívate de prevención de la obesidad infantil; el Observatorio DKV de Salud y Medioambiente y la Fundación Integralia DKV son buenos ejemplos de ello.

Sin embargo, la compañía aseguradora da un paso más y se convierte en activista con este nuevo posicionamiento atrevido, directo y con un tono más reivindicativo que recuerda que “el momento de actuar es ahora”.

Maldita.es

Maldita.es es un medio de comunicación sin ánimo de lucro que lucha contra la desinformación y promueve la transparencia a través del fact-checking y el uso de técnicas de periodismo de datos. Su misión principal es dotar herramientas, tecnología e información que permita a los ciudadanos crearse opiniones y tomar decisiones informadas. Es la única organización española parte del grupo de alto nivel sobre Fake News y Desinformación de la Comisión Europea. También es firmante del Código de Principios de la International Fact-Checking Network.

En España, DKV está implantado en todo el territorio nacional con una amplia red de oficinas de seguros de salud (https://dkvseguros.com/seguros-medicos-particulares/) y consultorios, donde trabajan casi 2.000 empleados que dan servicio a cerca de 2 millones de clientes.

DKV Click Maldita