El Club de Malasmadres y DKV Salud presentan el proyecto “La hora de cuidarse y respirar”, que da pautas para mejorar la calidad de vida de las mujeres

El informe afirma que 5 de cada 10 mujeres sufren ansiedad y estrés a causa de la pandemia
  • Una cada tres mujeres (30%) ha necesitado ayuda externa para solucionar sus problemas de salud mental
  • El 50% mujeres afirma que su salud mental ha empeorado a causa de la pandemia
  • El Club de Malasmadres y DKV Salud presentan el proyecto “La hora de cuidarse y respirar”, que da pautas para mejorar la calidad de vida de las mujeres
  • El 17% ha somatizado sus problemas de salud mental con perdida del cabello o erupciones cutáneas
  • 9 de cada 10 mujeres se sienten culpables cuando dedican tiempo para sí mismas porque restan tiempo a la atención de sus familias

Un año después de que estallara la pandemia, el Club de Malasmadres y DKV Salud ponen datos a uno de los grandes problemas, además del sanitario y económico, asociados a la Covid-19, la crisis de salud mental que acarrea la fatiga pandémica. Según la encuesta presentada hoy, 5 de cada 10 mujeres sufren estrés y ansiedad y 7 de cada 10 se sienten tristes, apáticas o desmotivadas.

El informe ‘La hora de cuidarse y respirar’, presentado hoy en Zaragoza, revela que una cada tres mujeres ha necesitado ayuda externa para solucionar sus problemas de salud mental (30%) pero, de ellas, sólo un 41% acudió a un especialista. Si este dato se compara sobre la base total de la encuesta, destaca que un 12% de las mujeres españolas ha acudido a un especialista para tratar un problema de salud mental.

Los datos ponen de manifiesto que las mujeres están afrontando sus problemas solas, a pesar de necesitar ayuda de especialistas: la mayoría no ha hecho nada al respecto, otras han recurrido al deporte y en menor medida a la meditación, y un 12% de las mujeres que ha necesitado ayuda externa ha decidido “automedicarse”.

La principal razón de la angustia que están padeciendo muchas mujeres es la sensación de “no poder llegar a todo: responsabilidades laborales, familiares y el cuidado de los hijos e hijas”, seguida de “la incertidumbre y no poder hacer planes”. En tercer lugar, aparece el miedo por la situación sanitaria.

En general, el 50% de las mujeres considera que su salud mental ha empeorado durante el último año a lo que se suma un 17% que responde que “sigue igual de frágil” que antes de la pandemia, lo que demuestra que la salud mental de las mujeres requiere una atención especial por parte de la sociedad y las instituciones. Tras un año de crisis sanitaria: 7 de cada 10 mujeres se sienten tristes, apáticas o desmotivadas; 5 de cada 10 dicen sufrir estrés; 5 de cada 10 ansiedad; 4 de cada 10 insomnio y llama la atención que un 17% confiesa que ha somatizado estos síntomas en pérdida de cabello o erupciones cutáneas.

“Los datos nos demuestran que las mujeres estamos acarreando con todas las responsabilidades extra derivadas de la pandemia, como el cuidado de los hijos e hijas, pero también con la carga mental que supone la incertidumbre respecto al futuro y la crisis económica”, asegura Laura Baena, fundadora del club de Malasmadres. “A través de la iniciativa ‘La hora de cuidarse y respirar’, queremos seguir trabajando con la comunidad de Malasmadres en la gestión emocional, el entrenamiento físico y especialmente en la reconexión con la naturaleza. Después de un año de encierro en nuestras casas, creemos que salir a la naturaleza nos ayuda a cuidar de nuestra salud”, añade.

El estudio revela que las cifras pueden mejorar pero, en líneas generales, las mujeres valoran el hecho de practicar deporte en la naturaleza o salir a pasear con su familia. El 45% de las mujeres practica ejercicio físico en un entorno natural, ya sea en parques, el campo o la playa, frente a un 55% que lo hace en espacios cerrados.

“Llevamos tres años colaborando con Malasmadres en el proyecto #LaHoraDeCuidarse. Ahora hemos decidido dar un paso más, vinculando el proyecto con el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Como activistas de la salud, es una de nuestras causas porque sabemos que no puede haber salud humana en un planeta enfermo. Queremos ayudar a las mujeres a incorporar al autocuidado el contacto con la naturaleza a través de consejos, podcast para la meditación en movimiento o entrenamientos al aire libre”, asegura Patricia Sánchez, directora de Comunicación de DKV.

La hora de cuidarse y respirar

La importancia del autocuidado y la reconexión con la naturaleza serán los dos grandes temas que abordará el Club de Malasmadres a lo largo de 2021. Laura Baena compartirá con la psicóloga Patricia Ramírez y con Odile Rodríguez de la Fuente, hija de Félix Rodríguez de la Fuente, ‘Las rutas de #Lahoradecuidarse’. Juntas analizarán los beneficios de cuidarse pero sobre todo de cuidarse en un entorno natural. Además, Melissa Terriza, coach experta en meditación, dará pautas sobre las ventajas de meditar mientras caminamos, como una eficaz herramienta para mejorar la salud mental.

En este 2021, los entrenamientos con Raquel López (MamiFit), uno de los proyectos más queridos por la comunidad de Malasmadres, salen al aire libre para valorar las ventajas de practicar ejercicio físico en un entorno natural.

El Club de Malasmadres y DKV Salud pusieron en marcha hace tres años el proyecto ‘La Hora de Cuidarse’, a través del que impulsan hábitos de vida saludables para todas las mujeres y especialmente para las madres.

“El objetivo de este proyecto es claro, que las mujeres en general y las madres en particular incorporemos hábitos saludables en nuestras rutinas diarias. El autocuidado es un derecho y no un privilegio, con ‘La hora de cuidarse’ trabajamos cada día para visibilizar y concienciar sobre ello”, apunta Laura Baena.

Ficha técnica

La encuesta ‘La hora de cuidarse y respirar’ se realizó en el 27 de enero y el 8 de febrero de 2021 y obtuvo 9.269 respuestas de mujeres con hijos e hijas de España.

Instituto DKV de Salud y Medioambiente