Alfonso Armada, presidente de RSF y Manu Brabo, fotoperiodista hablan sobre ser creadores de conciencia en tiempos de pandemia

El evento online tuyo lugar ayer en el marco de la exposición “Creadores de conciencia. 40 fotoperiodistas comprometidos” de DKV, expuesta en Málaga hasta el 19 de marzo

Esta obra rinde homenaje a profesionales de la fotografía del Estado español que arriesgan su vida en conflictos bélicos, desastres naturales o regímenes autárquicos.

 

“Creadores de conciencia. 40 fotoperiodistas comprometidos” es una exposición itinerante comisariada por Chema Conesa que se puede disfrutar en Málaga y que ofrece escenas únicas que invitan a la reflexión sobre situaciones que conectaran con la conciencia colectiva del visitante.

La obra fue producida con motivo del XX aniversario de las acciones de RSC de DKV Seguros. Desde su inauguración en Barcelona ya ha pasado por Madrid, Zaragoza, Gijón, Sevilla y ahora llega a Málaga. Esta exposición ya ha tenido un total de 127.003 visitantes.

La muestra que se inauguró en la ciudad andaluza a principios de año se puede visitar en las Salas Mingorance del Archivo Municipal y Sociedad Económica de Amigos del País hasta el 19 de marzo.

Ayer se celebró el evento online Creadores de conciencia en tiempos de pandemia en el que el Presidente de Reporteros sin Fronteras, Alfonso Armada y entrevistó al fotoperiodista, Manu Brabo sobre en qué medida el fotoperiodismo ha ayudado a crear conciencia sobre la pandemia.

Manu Brabo destacó que el trabajo de fotoperiodista “pasa por despertar esa conciencia infantil, que es benévola, tocar esas fibras sensibles que con la edad se van desgastando y ahogando y a veces toca encenderlas. La fotografía es un mensaje muy empático, muy directo, que ayuda a todos a ponernos en la piel del otro, mucho más que el resto de las formas de narración.

El encuentro virtual también contó con la participación de la teniente de alcalde y delegada de cultura, Noelia Losada y el consejero delegado de DKV Seguros, el Dr. Josep Santacreu.

Esta exposición reúne el trabajo de 40 fotoperiodistas, algunos con una larga trayectoria, como en el caso de Gervasio Sánchez, Kim Manresa, Sergi Cámara, Clemente Bernad o Sandra Balsells y otros más jóvenes, como Javier Corso, Manu Brabo, Samuel Aranda, Bernat Armangué o Lurdes Basolí.

Las 120 fotografías que se presentan en la exposición se han publicado en los medios de comunicación más importantes del mundo. Las imágenes dan a conocer realidades inquietantes de lugares lejanos como Siria, 

Colombia, Venezuela, Irak, Egipto..., y también situaciones que vivimos en el propio barrio o ciudad. Algunos de los fotógrafos han desarrollado su labor en la misma ciudad donde viven. Todas las fotografías están tratadas con seriedad y rigor, y con un alma y una magia especiales.

La exposición, además de remover conciencias para que nadie se desentienda de las injusticias, los abusos y el dolor humano, homenajea a una generación de fotoperiodistas que han reflejado con imágenes momentos trascendentales de la historia reciente, a veces en situaciones precarias y asumiendo riesgos. Una tarea muy importante, en momentos históricos agitados y convulsos, que no ha conseguido siempre un justo reconocimiento. El colectivo Reporteros Sin Fronteras también participa en el proyecto y recibirá todos los beneficios recaudados con el libro de la exposición.

FOTÓGRAFOS

Samuel Aranda, Bernat Armangué, Walter Astrada, Sandra Balsells, Lurdes R. Basolí, Javier Bauluz, Clemente Bernad, Pep Bonet, Manu Brabo, Olmo Calvo, Sergi Cámara, José Cendón, José Colón, Javier Corso, Ricky Dávila, Juan M. Díaz Burgos, Ricardo García Vilanova, Antonio González Caro, Diego Ibarra Sánchez, Sebastian Liste, JM López, Andoni Lubaki, Kim Manresa, Enric Martí, Andrés Martínez Casares, Maysun, Fernando Moleres, Alfonso Moral, Emilio Morenatti, Daniel Ochoa de Olza, Ana Palacios, Santi Palacios, Judith Prat, Abel Ruiz de León, Rafael S. Fabrés, Gervasio Sánchez, Carlos Spottorno, Rafael Trobat, Guillem Valle y Mingo Venero.

DKV considera que las empresas tienen una responsabilidad ante los ciudadanos y apuesta por ser un negocio responsable: la entidad aseguradora defiende que la necesidad de obtener beneficios económicos, a través de buenos productos y un buen servicio, es compatible con la búsqueda del beneficio social y medioambiental.

En España, DKV está implantado en todo el territorio nacional con una amplia red de oficinas de seguros de salud (https://dkvseguros.com/seguros-medicos-particulares) y consultorios, donde trabajan casi 2.000 empleados que dan servicio a cerca de 2 millones de clientes.

Exposición creadores de conciencia