Los expertos alertan de las cifras de la obesidad infantil y apuestan por la educación para revertir esta epidemia

Desde DKV se promueve una campaña activista para reforzar la educación de la salud integral en la escuela a través de una petición popular en Change.org

En España el 35% de los menores entre 8 y 16 años tiene exceso de peso, eso significa 1 de cada 31 y según el Ministerio de sanidad, consumo y bienestar social en 2019, nuestro país ocupaba la 12ª posición2 en sobrepeso y obesidad en jóvenes de entre 5 y 19 años, siendo la prevalencia del 34,1%.

Según la Organización Mundial de la salud España es uno de los países del mundo con las cifras más elevadas, pero es que además la OMS asegura que, sin intervención, los lactantes y los niños pequeños obesos, se mantendrán obesos durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta.

Lucía Galán, conocida como “Lucía Mi Pediatra”, médica especialista en pediatría y divulgadora asegura que el confinamiento de la COVID-19 ha empeorado el problema de la obesidad infantil y el sobrepeso en nuestro país.

Explica que “esta situación se ha reflejado en las cifras expuestas por la Sociedad Española de Obesidad (Seedo), en el 41 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), quienes han expuesto que el 73 por ciento de la población ha ganado peso en el confinamiento con un rango de elevación de entre 1 y 3 kilogramos.”

Cambiar las cifras de obesidad en nuestro país está en manos de todos: escuelas, familias y sociedad. Por un lado, en esa despensa de casa no debe haber alimentos que promueven la obesidad infantil como son las galletas, la bollería, los cereales envasados azucarados, los zumos, los snacks tipo patatas o aperitivos salados.

Por el otro, en las escuelas debemos formas a nuestros niños desde que son pequeños en dietética y nutrición, en prevención de enfermedades, en hábitos de vida saludables, en gastronomía sostenible y saludable, en medicina y salud.

Jóvenes de 15 años con problemas de salud propios de los 60

Los efectos de esta epidemia a nivel global ya se notan. La doctora asegura que ya se empiezan a ver jóvenes de 15 años con problemas de salud que antes se veían con 60 años (riesgo cardiovascular, resistencia a la insulina, diabetes méllitus tipo 2) sin contar con el impacto emocional y social que supone para estos chicos y chicas sufrir obesidad (baja autoestima, bullying, ansiedad, depresión, riesgo de suicidio…).

Lucía Mi Pediatra asegura que la mejor vacuna contra la obesidad infantil es la educación y eso es lo que reclama DKV que desde hace años realiza acciones de concienciación dirigidas a los diferentes implicados: familias, pediatras, escuelas, administraciones públicas y, como no, los niños.

Una petición popular para frenar la obesidad a través de la educación

La compañía da un paso más y propone que la educación integral en salud sea un contenido curricular y que se dediquen recursos y esfuerzos a su enseñanza, tanto dentro como fuera del aula, para cambiar los hábitos de salud desde edades tempranas.

Lo hacen a través de un manifiesto en pro de la educación que promueva la salud integral pone foco en que la salud, según la OMS, es mucho más que la ausencia de enfermedad. El manifiesto se puede firmar en https://dkvsalud.es/obesidadinfantil/, donde se reclama que en las escuelas se enseñe hábitos saludables de manera consiente e integral.

El Dr. Josep Santacreu es el CEO de DKV Seguros “llevamos años impulsando acciones para dar la vuelta a esta situación. Una de las acciones es la concienciación a la población de este grave problema con diferentes estudios como el Estudio sobre la Situación de la obesidad infantil en España realizado por el Instituto DKV de la Vida Saludable. Según esta publicación, el exceso de peso en la infancia no solo representa un riesgo de tener problemas graves de salud a medio y largo plazo, como diabetes, enfermedades del corazón, y asma, sino que, además la obesidad infantil también tiene consecuencias psicológicas y emocionales.”

Activistas de la salud

En marzo de 2020, DKV presentó su nuevo posicionamiento de marca “Activistas de la Salud” en la que apela directamente a la sociedad a involucrarse de manera directa en causas como el cuidado del medio ambiente, la inclusión de las personas con discapacidad, la alimentación saludable, la lucha contra la obesidad infantil y el bienestar de la mujer.

DKV impulsa desde hace tiempo iniciativas relacionadas con estas causas para divulgar y promover acciones que mejoren la salud y el bienestar de las personas y del planeta. Proyectos como #LaHoraDeCuidarse con el Club de las Malasmadres, que promueve que las mujeres dediquen tiempo a su cuidado personal; #DKVapptívate de prevención de la obesidad infantil; el Observatorio DKV de Salud y Medioambiente y la Fundación Integralia DKV son buenos ejemplos de ello.

Sin embargo, la compañía aseguradora da un paso más y se convierte en activista con este nuevo posicionamiento atrevido, directo y con un tono más reivindicativo que recuerda que “el momento de actuar es ahora”.

En España, DKV está implantado en todo el territorio nacional con una amplia red de oficinas de seguros de salud (https://dkvseguros.com/seguros-medicos-particulares/) y consultorios, donde trabajan casi 2.000 empleados que dan servicio a cerca de 2 millones de clientes.

Educación para la salud