La vacuna contra la COVID-19 genera bulos como que la primera remesa para España llevaba el logo de una empresa de microchips

Otros de los bulos de estos días han sido que la vacuna rusa ha provocado reacciones en la piel de una mujer o que una oficial del Ejército argentino ha muerto por esta vacuna

Mañana DKV Salud y Maldita.es lanzan un nuevo artículo de la campaña “Menos bulos, más rigor científico” en el que se desmontan bulos sobre salud.

 

En las últimas semanas se han viralizado múltiples bulos y desinformaciones sobre las vacunas contra la COVID-19 que ya se han empezado a administrar en algunos países. No es cierto que el primer paquete de vacunas contra la COVID-19 que ha llegado a España lleve el logo de una empresa de microchips ni que la vacuna rusa Sputnik V haya provocado reacciones en la piel a una tal Sandra Romero ni la muerte a una cabo del Ejército argentino. Tampoco es verdad que hayan vacunado con tapa a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Ha circulado por redes sociales una imagen del primer paquete de vacunas contra la COVID-19 que llegó a España el pasado 26 de diciembre y en el que aparece el logo de la empresa Softbox. Esta foto va acompañada de una captura de la búsqueda en Google de una web denominada softboxsilverskin en la que aparecen las palabras "electrónica y microchips".

El logo que aparece en el paquete de vacunas es el de la empresa Softbox, que se dedica al envasado con control de temperatura. La web que aparece en la imagen que se está moviendo es la de SilverSkin, que es la marca de Softbox especializada en la venta de cubiertas protectoras térmicas para el transporte de mercancías. Entre sus productos, cuentan con cubiertas térmicas para dispositivos electrónicos y microchips. Pero ni Softbox ni SilverSkin son marcas de "electrónica y microchips", sino de embalaje y contenedores.

En los últimos días también se ha difundido un tuit con una foto de unas piernas con manchas rojas en la piel acompañada del siguiente mensaje: “Hola, soy Sandra Romero, DNI 37263954. Me puse la vacuna Sputnik V el martes por la tarde y el jueves me produjo reacciones en la piel". Es un bulo: se trata de una cuenta falsa que ha reconocido que su testimonio es "mentira". Además, la imagen es antigua y no está relacionada con la COVID-19.

También se han viralizado en redes sociales algunas publicaciones que indican que ha muerto una cabo primera enfermera del Ejército argentino, “con tan solo 29 años, tras recibir la vacuna transgénica rusa”. “Nos están matando. El genocidio ya es un éxito”, señalan los mensajes. Es un bulo ya que el Ejército argentino, ha difundido un comunicado donde explica que la joven murió por "una falla cardíaca" e inciden en que no se vacunó contra la COVID-19.

Los bulos sobre estas vacunas también han llegado a las vidas de los políticos, si quieres saber más sobre la supuesta falsa vacunación de Beni Ben Muvchar o Kamala Harris, puedes leer el artículo de DKV y Maldita.es.

Maldita