La sala f/DKV, centro de fotografía con causa, acoge la exposición sobre el trastorno del espectro del autismo ‘Cómo me presento?’

El trabajo fotográfico es desarrollado por el colectivo de fotógrafos La Diapo, formados por Manu Sánchez y Esteban Delaiglesia y el proyecto ha sido comisariado por Monse Cea

La exposición constituye el relato de 17 encuentros fotográficos entre parejas de personas reconocidas socialmente y personas invisibilizadas por su diferencia, el TEA.

Esta obra estará disponible hasta el 28 de febrero.

La sala f/DKV, centro de fotografía con causa presenta hoy la exposición ‘Cómo me presento?’ un proyecto de creación visual de Esteban Delaiglesia, autor interesado por la frontera entre lo preeminente y lo invisible en nuestra sociedad, estandarizada por la tiranía de imágenes arquetípicas en medios y redes.

El trabajo fotográfico es desarrollado por el colectivo de fotógrafos La Diapo, formado por Manu Suárez y Esteban Delaiglesia. El proyecto ha sido comisariado por Monse Cea. La exposición constituye el retrato colectivo resultante de 17 encuentros fotográficos entre parejas de personas reconocidas socialmente y personas invisibilizadas por su diferencia, el TEA.  Algunas de las caras conocidas son Luis Tosar, actor, Francisco Leiro, escultor, Alba Galocha, actriz o Pepe Solla, cocinero.​

El proyecto recrea el acto social que inicia la relación entre personas desconocidas, la acción de presentarse, con el fin de conocerse y de reconocerse en el otro, a pesar de sus diferencias. Estamos ante una obra de arte contemporáneo, que teniendo como base la fotografía como eje conceptual y formal, hace que nos cuestionemos como construimos la identidad social de las personas diversas.

La comisaria, Monse Cea, explica que “el fotógrafo asume popularmente el rol de intermediario entre la realidad y el acontecimiento, siendo el hecho fotográfico sinónimo de verdad. Cómo me presento? excede tanto el género de retrato tradicional fotográfico, como la idea estética que eleva el hecho fotográfico a dilucidador del momento decisivo como representación fidedigna de la realidad. Pero este trabajo insistirá en la idea de que la realidad de la imagen fotográfica está plagada de convencionalismos, culpables de crear identidades sociales monolíticas que perjudican la relación entre las personas.”

Esta obra está disponible en la sala f/DKV, centro de fotografía con causa hasta el 28 de febrero. DKV inauguró en septiembre este espacio que en jerga fotográfica, la f hac referencia a la apertura del diafragma y es lo que permite que entre más o menos luz a la cámara. Eso precisamente es lo que DKV quiere hacer: aportar luz a proyectos con causa, utilizando la fotografía como instrumento.

El objetivo principal de este nuevo espacio es convertirse en un centro de referencia que dé cabida a proyectos fotográficos de interés social, vinculados a las causas sociales y medioambientales por las que trabaja la compañía desde un posicionamiento activista.

Estas causas son la obesidad infantil, la salud de la mujer, el medio ambiente y la inclusión. La sala/DKV, centro de fotografía con causa se basa en estas temáticas para ofrecer exposiciones más allá de lo estético.

La exposición ‘Cómo me presento?’ no es la primera que la aseguradora acoge sobre discapacidad, en febrero de este año la sala ofreció a sus visitantes ‘Palpando la palabra’, una selección de fotografías realizadas por los fotógrafos Fernando Moleres y Tatiana Donoso que permitían entender qué significa para los niños invidentes de varios países del mundo leer a través de las manos y los sentidos.

Además, la aseguradora tiene la Fundación Integralia DKV que nació como una iniciativa de emprendimiento social de los directivos de DKV Seguros. Su misión es la inserción socio laboral de personas con discapacidad. Creada en el año 2000 con tan solo 9 empleados, hoy ya cuenta con ocho centros repartidos por España y 454 empleados.

Hasta el momento, más de 4.000 personas con discapacidad física, orgánica, sensorial y personas con problemas de salud mental se han beneficiado de la Fundación, ya bien sea porque recibieron una formación, porque fueron contratados en sus centros especiales de empleo o en empresas e instituciones.

DKV considera que las empresas tienen una responsabilidad ante los ciudadanos y apuesta por ser un negocio responsable: la entidad aseguradora defiende que la necesidad de obtener beneficios económicos, a través de buenos productos y un buen servicio, es compatible con la búsqueda del beneficio social y medioambiental.

En España, DKV está implantado en todo el territorio nacional con una amplia red de oficinas de seguros de salud (https://dkvseguros.com/seguros-medicos-particulares) y consultorios, donde trabajan casi 2.000 empleados que dan servicio a cerca de 2 millones de clientes.

Exposición "Me presento"