El coronavirus ha sufrido mutaciones, pero de momento ninguna de ellas es más agresiva que las demás

Mañana Maldita.es y DKV Salud lanzan un nuevo artículo dentro de la campaña “Menos bulos, más rigor científico”.

Los virus experimentan mutaciones de manera aleatoria, el SARS-CoV-2 muta poco en comparación con otros virus ARN.

Las cepas son las variantes o mutaciones que sufre un virus como el coronavirus. ¿Tenemos un número concreto de cepas para la COVID-19? ¿Cómo sufren mutaciones los virus? ¿Cómo es este virus en comparación con otros ARN? ¿Hay a día de hoy alguna cepa que pueda dificultar el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19? ¿Cómo se clasifican? Mañana resolveremos todas estas cuestiones y alguna más en la web de DKV de la mano de Maldita.es.

Los virus experimentan mutaciones de manera aleatoria. Pepe Alcamí, virólogo del Instituto de Salud Carlos III, explica que todos los virus, especialmente los virus ARN (como el coronavirus, que no contiene ADN sino ARN), experimentan mutaciones genéticas en sus ciclos de replicación. “Van cambiando, introduciendo esas mutaciones de manera aleatoria”, explica.

Según cuenta, la mayoría de esas mutaciones representan o bien cambios que no alteran las funciones de sus proteínas (mutaciones neutras), o cambios que hacen que el virus no sea viable o pierda eficacia (mutaciones negativas). Pero, de vez en cuando, y por azar “el virus genera una ‘combinación ganadora’ que le hace mejorar su función”.

De momento no hay una cepa del coronavirus más agresiva que otra ni que vaya a dificultar el desarrollo de una vacuna. Los expertos consultados consideran que es bueno vigilar los posibles cambios de la secuencia de este coronavirus. Mireia Coscollá Devís, doctora en biología e investigadora del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas, explica que “una cepa podría ser más virulenta si pudiera esconderse de nuestro sistema inmune o ser menos susceptible a nuestras defensas, con lo que potencialmente podría causar una enfermedad más grave o transmitirse con más eficiencia”.

Pero, tal y como cuenta Lorenzo Armenteros, portavoz COVID-19 de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, de momento no se han visto cambios en la gravedad de la enfermedad. Las cepas del coronavirus, según cuenta, “siguen manteniendo la misma agresividad y son similares en todos los aspectos, provocando una misma enfermedad sin diferencias”.

Respecto al sistema de clasificación de estas cepas del coronavirus, hay diferentes tipos. Uno de ellos es el utilizado por la plataforma Nextstrain, según este, en la actualidad existen dos grandes cepas del coronavirus o variantes con cinco subvariantes. Para entender cómo hemos llegado hasta este sistema de clasificación, podéis leer el artículo completo publicado en la web de DKV.

Activistas de la salud

El pasado mes de marzo, DKV presentó su nuevo posicionamiento de marca “Activistas de la Salud” en la que apela directamente a la sociedad a involucrarse de manera directa en causas como el cuidado del medio ambiente, la inclusión de las personas con discapacidad, la alimentación saludable, la lucha contra la obesidad infantil y el bienestar de la mujer.

DKV impulsa desde hace tiempo iniciativas relacionadas con estas causas para divulgar y promover acciones que mejoren la salud y el bienestar de las personas y del planeta. Proyectos como #LaHoraDeCuidarse con el Club de las Malasmadres, que promueve que las mujeres dediquen tiempo a su cuidado personal; #DKVapptívate de prevención de la obesidad infantil; el Observatorio DKV de Salud y Medioambiente y la Fundación Integralia DKV son buenos ejemplos de ello.

Sin embargo, la compañía aseguradora da un paso más y se convierte en activista con este nuevo posicionamiento atrevido, directo y con un tono más reivindicativo que recuerda que “el momento de actuar es ahora”.

Maldita.es

Maldita.es es un medio de comunicación sin ánimo de lucro que lucha contra la desinformación y promueve la transparencia a través del fact-checking y el uso de técnicas de periodismo de datos. Su misión principal es dotar herramientas, tecnología e información que permita a los ciudadanos crearse opiniones y tomar decisiones informadas. Es la única organización española parte del grupo de alto nivel sobre Fake News y Desinformación de la Comisión Europea. También es firmante del Código de Principios de la International Fact-Checking Network.

En España, DKV está implantado en todo el territorio nacional con una amplia red de oficinas de seguros de salud (https://dkvseguros.com/seguros-medicos-particulares/) y consultorios, donde trabajan casi 2.000 empleados que dan servicio a cerca de 2 millones de clientes.

Maldita