DKV se adhiere a los principios de conducta de la ONU para empresas a favor de las personas LGTBI

Con la adhesión a estos principios, DKV pretende luchar contra la discriminación empresarial hacia las personas LGTBI, promover un entorno inclusivo y respetuoso en nuestra organización

En la mayoría de países, la protección contra la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género es inadecuada en el mejor de los casos. Incluso en aquellos que han logrado avances significativos, las personas LGBTI pueden enfrentarse a grandes obstáculos, y los estudios sugieren que tienen más probabilidades que la población general de ser intimidados en la escuela, tratados injustamente en el trabajo y rechazados para acceder a servicios básicos. 

Por eso, en 2017, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos desarrolló cinco normas de conducta para apoyar a la comunidad empresarial en la lucha contra la discriminación contra las personas lesbianas, gais, bi, trans e intersexuales (LGBTI). 

DKV ha decidido adherirse a estos principios, Con la adhesión a estos principios, DKV pretende para, como ha explicado el consejero delegado en su carta de adhesión, “luchar contra la discriminación empresarial contra las personas LGTBI. Queremos promover un entorno inclusivo y respetuoso en nuestra organización, en el que valoramos el talento independientemente de la identidad, el género y la orientación sexual, y dar a conocer esta política a la sociedad. Es una forma de crear una sociedad más inclusiva”. 

¿Qué dicen las normas? 

En todo momento: 

1 RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS. 

Las empresas deben desarrollar políticas, ejercer la debida diligencia y remediar los impactos adversos para garantizar que respeten los derechos humanos de las personas LGTBI. Las empresas también deben establecer mecanismos para monitorear y comunicar su cumplimiento de los estándares de derechos humanos. 

 En el lugar de trabajo: 

 2 ELIMINAR LA DISCRIMINACIÓN. 

Las empresas deben asegurarse de que no haya discriminación en su proceso de selección, empleo, condiciones de trabajo, beneficios, respeto a la privacidad o tratamiento del acoso. 

 3 PROPORCIONAR APOYO. 

Las empresas deben proporcionar un ambiente positivo y afirmativo para que los empleados LGTBI puedan trabajar con dignidad y sin estigma. 

En el mercado: 

4 PREVENIR OTRAS VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS. 

Las empresas no deben discriminar a los proveedores, distribuidores o clientes LGTBI, y deben usar su influencia para evitar la discriminación y los abusos relacionados por parte de sus socios comerciales. 

En la comunidad: 

 5 ACTUAR EN LA ESFERA PÚBLICA. 

Se alienta a las empresas a contribuir a detener los abusos contra los derechos humanos en los países en los que operan. Al hacerlo, deben consultar con las comunidades locales para identificar los pasos que podrían tomar, incluida la promoción pública, la acción colectiva, el diálogo social, el apoyo a las organizaciones LGTBI y el desafío de acciones gubernamentales abusivas.

DKV, empresa inclusiva