Un viaje por el universo de las emociones. La necesidad de la salud emocional para el funcionamiento de una empresa

Los estudios sobre la salud emocional en el mundo laboral demuestran que las personas emocionalmente saludables son más felices, tienen un nivel de compromiso superior y facilitan un mejor clima de trabajo

Los estudios sobre la salud emocional en el mundo laboral demuestran que las personas emocionalmente saludables son más felices, tienen un nivel de compromiso superior, facilitan un mejor clima de trabajo se reduce el absentismo y, en consecuencia, velar por el bienestar de los colaboradores tiene un impacto positivo en el negocio. Estas son algunas conclusiones extraídas en la Jornada de Salud y Bienestar Emocional en la que participo Juanjo Mulero y Josep Santacreu.

La Fundación Salud y Persona organizó ayer miércoles, 2 de octubre, la primera Jornada de Salud y Bienestar Emocional en el CaixaForum de Barcelona, que dio comienzo con el discurso del fundador y presidente ejecutivo de la fundación, Juanjo Mulero, también director general del Área de Seguros Generales y Vida de DKV.

La entidad, experta en servicios de atención psicológica y emocional, recibió en su evento, multitud de directivos y profesionales en el campo. Nuestro consejero delegado, Josep Santacreu, no faltó a la cita y participó en una mesa redonda junto a Juan Jesús Domingo, consejero delegado de Memora, y Pilar Solanes, directora del departamento de Salud del Ayuntamiento de Barcelona.

Charlaron acerca de la importancia de la salud emocional y pusieron en común experiencias prácticas saludables de sus respectivas empresas y grupos de trabajo, remarcando que es "imprescindible el aspecto emocional en las empresas, tanto con los clientes como con los propios empleados”.

"Una empresa son relaciones y la parte emocional es fundamental en ellas. Para una empresa que se dedica a la salud lo emocional es esencial", subrayó Santacreu, quien considera que los aspectos emocionales son cada vez más importantes también para la competitividad.

Para la salud y el bienestar del empleado, a largo plazo es más importante tener un buen jefe que un buen médico, algo en que los tres estuvieron de acuerdo, “los directivos tienen responsabilidad moral en la calidad de vida de sus empleados”.

Por su parte, Domingo y Santacreu tienen un punto clave en común, y es que los nuevos talentos "eligen dónde trabajar y si encaja con sus valores", viendo fundamental unir propósitos y valores.

Esta jornada contribuye a conseguir el Objetivo de Desarrollo Sostenible 3 de la Agenda 2030 de la ONU con la que estamos totalmente comprometidos.

Comparte esta noticia