Baños de bosque, una buena opción para relajarse y desconectar en Semana Santa

El informe “Baños de bosque, una propuesta de salud”, del Instituto DKV de la Vida Saludable en colaboración e ISGlobal descubre los beneficios para la salud de esta práctica

Los espacios verdes disminuyen los niveles de estrés, ansiedad, insomnio y estado depresivo.

Los baños de bosque son una tendencia que sigue ganando adeptos en España. Esta práctica terapéutica originaria de Japón -donde se conoce como Shinrin-yoku- consiste en recorrer de manera relajada un ecosistema forestal y sumergirse en el entorno empleando todos nuestros sentidos y vuelve ahora con más fuerza coincidiendo con la llegada del buen tiempo.

Además, Semana Santa y primavera llegan después del período más largo sin vacaciones para muchos. Con la llegada de la primavera, los días se alargan, contamos con más horas de sol y nos sentimos con más energía, pero el nivel de estrés no ha bajado por lo que es necesario tomar medidas para relajar y descansar, no sólo el cuerpo, sino también la mente.

Es por ello por lo que una de las prácticas más beneficiosas que podemos realizar son los baños de bosque, tal y como confirma el informe “Baños de bosque, una propuesta de salud”, elaborado por el Instituto DKV de la Vida Saludable en colaboración con el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), que describe los beneficios físicos y mentales de pasar tiempo en la naturaleza.

El estudio revela que los espacios verdes disminuyen los niveles de estrés, ansiedad, insomnio y estado depresivo. Al mismo tiempo, también ayudan a reducir la obesidad, la diabetes y la presión arterial, ayudando a prevenir determinadas enfermedades no transmisibles y mejorando el sistema inmunitario. Unos males que se han disparado en las últimas décadas debido a la progresiva urbanización de la sociedad.

Ocho beneficios para la salud física y mental

De hecho, España fue de los primeros países europeos en practicar este tipo de actividades ya en 2007. Es por ello que, diez años después, y coincidiendo con el auge actual de los baños de bosque, el Instituto DKV de la Vida Saludable publica Baños de bosque, una propuesta de salud con el fin de promover el contacto con la naturaleza y, sobre todo, ofrecer un documento que recoja sus beneficios fisiológicos y psicológicos. Según el informe, estos son, principalmente: 

  • Mejoran la salud y la calidad de vida percibidas.
  • Reducen la morbilidad (cantidad de personas que enferman en un lugar y periodo de tiempo determinados en relación al total de la población).
  • Disminuyen la mortalidad.
  • Inciden en un menor sobrepeso y obesidad.
  • Ayudan a mantener la salud cardiovascular.
  • Contribuyen a mejorar la salud mental y emocional, ya que rebaja la tensión psicológica, el estrés, la ansiedad, la depresión, la ira o la fatiga, entre otros aspectos.
  • Tienen un efecto de soporte y cohesión social que contribuye al bienestar.
  • Posee un efecto co-terapeuta.

Con todo, el estudio recuerda que los ‘Shirin-yoku’ son una actividad saludable recomendable para perfiles muy variados y con un amplio abanico de posibilidades para disfrutarlos, tanto por cuenta propia como en compañía de un guía especializado. No obstante, para facilitar e incentivar su práctica entre la sociedad, la publicación ofrece algunos consejos sobre como realizarlospara disfrutar de los beneficios de la exposición de nuestro cuerpo a la naturaleza.

Asimismo, recuerda que DKV Seguros y EUROPARC España han desarrollado un proyecto para identificar diversas rutas en distintas áreas naturales protegidas del país donde poder llevar a cabo un baño de bosque. Estas rutas están geolocalizadas en el perfil de Wikiloc de DKV Seguros.

Descarga el informe completo aquí.

En España, DKV está implantado en todo el territorio nacional con una amplia red de oficinas de seguros de salud (https://dkvseguros.com/seguros-medicos-particulares/) y consultorios, donde trabajan casi 2.000 empleados que dan servicio a cerca de 2 millones de clientes.

baños de bosque

Comparte esta noticia