Recupérate con toda tranquilidad

Cuidar de ti no solo implica cuidar de tu salud, sino de tu familia. Por eso, mientras estés hospitalizado, DKV te ayuda para que solo pienses en tu pronta recuperación. Estamos ahí cuando más lo necesitas

Con DKV Protección Familiar, además de contar con toda la ayuda que necesites en los momentos difíciles, puedes contratar diversas coberturas opcionales, tanto para ti como para tu familia, como la indemnización diaria por hospitalización, como consecuencia de una enfermedad o accidente.

Y es que cuando las cosas van bien es fácil estar, lo complicado es hacerlo en los momentos más delicados. A nosotros nos gusta estar siempre, por eso duplicamos el máximo contratable de la indemnización que percibirás cada día que estés ingresado, de 30 a 60 euros.

La prestación cubre hasta un máximo de 365 días y se percibe a partir de las 24 horas desde el ingreso. Las enfermedades que sean consecuencia de embarazo o parto quedan limitadas a 7 días de indemnización.

En caso de parto o adopción, y siempre hayan pasado 8 meses desde la contratación, tendrás un premio por natalidad consistente en un pago único de 3 veces el subsidio diario, o 6 veces si el recién nacido se incluye en la póliza (con cobertura gratis hasta los 4 años).

Esta cobertura no cubre la hospitalización por enfermedades o lesiones que ya existían en el momento de la contratación del seguro o los tratamientos de carácter voluntario.

DKV Protección Familiar no es solo uno de los mejores seguros de decesos del mercado. Saber que en los momentos difíciles tendrás el apoyo necesario con un servicio personalizado y de calidad es una gran tranquilidad.

Más información

Decesos click

Comparte esta publicación