La telerehabilitación ya es posible con DKV

Realizar tratamientos de rehabilitación pautados y supervisados por un fisioterapeuta desde el calor de tu hogar ya es posible en DKV. Cuida de tu salud y evita el riesgo de contagio de coronavirus a través de la telerehabilitación.

La crisis sanitaria de la COVID-19 ha evidenciado la importancia de realizar cualquier actividad desde nuestros hogares, desde el teletrabajo y las reuniones sociales por videollamadas hasta el cuidado de nuestra salud. En DKV somos pioneros en la telemedicina y ahora damos un paso más en esta línea: te ofrecemos el servicio de telerehabilitación.

La telerehabilitación se ha convertido en una herramienta esencial para continuar o empezar tratamientos de rehabilitación física que nos permite, además de preservar nuestra salud, reducir el riesgo de contagio de coronavirus en los centros médicos.

Como asegurado DKV, el fisioterapeuta de un centro conectado a la plataforma podrá convertir un tratamiento presencial por un tratamiento virtual con el fin de conseguir la mejor efectividad terapéutica.

Como usar este servicio

Después de una primera sesión presencial, el fisioterapeuta de tu centro te invitará a usar la plataforma de telerehabilitación ReHub y te creará un programa personalizado de rehabilitación.

Para el fisioterapeuta, la plataforma le permitirá realizar control progresivo de tu evolución con datos reales y objetivos, a medida que vayas realizando los ejercicios propuestos. Dispondrás de un usuario para acceder al programa y a los ejercicios desde tu casa. Durante el tratamiento, la plataforma te permitirá estar contacto directo con el fisioterapeuta a través de chat o videollamada para resolver dudas, ajustar el tratamiento o para darte un extra de motivación para continuar con tu proceso de rehabilitación.

Este nuevo servicio está activo ya en quince centros, con la previsión de llegar a más de cien en los próximos meses y extenderse a todos los centros de rehabilitación afiliados a DKV en 2021.

Para hacer uso de este servicio, requerirás la prescripción de un médico. Con ella, dirígete a uno de nuestros de fisioterapeutas concertados y solicita las sesiones virtuales.

Para más información, ponte en contacto con tu sucursal más cercana.

Menos de la mitad de las mujeres españolas realiza una revisión ginecológica anual