Ficha 9 - La alimentación equilibrada

La alimentación es más que una necesidad; es también un placer y una forma de expresar nuestra sociabilidad, costumbres e historia personal

En la sociedad actual nos encontramos con una amplia y creciente variedad de alimentos entre los que elegir para alimentarnos. Ante esta variedad, sin embargo, muchas veces nos encontramos sin capacidad de elegir el más correcto para nuestra familia.

A veces esa amplia disponibilidad de alimentos nos lleva también a comer en exceso. Las familias necesitan de recursos prácticos que les ayuden, que les capaciten para poder planificar su alimentación de una forma adaptada a sus circunstancias de vida cambiantes y enseñar a los niños, desde muy pequeños, cuando se perfilan sus gustos y preferencias alimentarias, a elegir lo correcto y disfrutar sensorialmente de los alimentos.

Recomendaciones científicas

Los resultados de numerosos estudios epidemiológicos que analizan el papel de la dieta en las enfermedades crónicas (como la obesidad o los problemas cardiovasculares) ponen de manifiesto que la elección más importante que podemos hacer para influir a medio y largo plazo en la salud es cuidar nuestra alimentación.

Los atributos que caracterizan a una alimentación saludable son: seguridad, variedad, equilibrio, moderación y que sea apetecible. A estos atributos se le ha unido en los últimos años, otro, muy importante: sostenibilidad. Es decir, la dieta no sólo debe ser saludable para nosotros, sino también para el entorno o medio ambiente donde vivimos.

Los expertos declaran que no hay un único ejemplo de dieta saludable; al modelo óptimo se puede llegar desde diferentes opciones, atendiendo a la diversidad de hábitos y costumbres de cada familia y a la rica herencia gastronómica del país.

Descarga la guía completa