Ficha 8 - Comer fuera de casa

En la vida de los niños son habituales las salidas con la familia: excursiones, celebraciones familiares o fiestas de cumpleaños de otros niños

Estas salidas consisten a menudo en comer fuera de casa y las opciones más frecuentemente usadas están los restaurantes de comida rápida y autoservicios (o buffet). En la época de vacaciones aumentan mucho las comidas fuera de casa y la vida fuera del contexto habitual.

En esta situación los niños consumen entre 126 y 160 kilocalorías más al día, mientras que en los adolescentes este consumo era entre 267 y 309 kilocalorías. Además, al comer fuera, los niños y adolescentes ingieren un 13% más de azúcar, un 25% más de grasa saturada y un 17% más de sal de las cantidades recomendadas.

En gran parte, estas calorías de más vienen de los refrescos azucarados. Estas situaciones pueden ser o bien una ocasión en la que los niños adopten malos hábitos alimentarios o bien los padres pueden aprovecharla para que sea una oportunidad saludable y educativa para enseñar unos hábitos adecuados.

Recomendaciones

Ir a comer al restaurante, ir al cine, acudir a fiestas de cumpleaños... siempre se puede descubrir una nueva forma de enseñar a los niños hábitos saludables. Describimos a continuación algunos consejos para las diferentes situaciones en las que se puede encontrar que le ayudarán a hacer elecciones más saludables y que su hijo adopte unos buenos hábitos.

Descarga la guía completa