Ficha 20 - Los dulces: caramelos y golosinas

Es difícil imaginar una infancia sin golosinas, chucherías, caramelos, dulces…

Los caramelos y golosinas se incluyen en un grupo diverso de alimentos, las chucherías o simplemente las “chuches”, muy apreciados y consumidos por la población infantil y adolescente.

Aportan energía (entre 300 y 380 Kcal /100g) y prácticamente ningún micronutriente. Algunos estudios realizados en sociedades occidentales muestran que una proporción superior al 30% de su población infantil consume de manera habitual este tipo de productos. 

Sin embargo, es difícil imaginar una infancia sin golosinas, chucherías, caramelos, dulces… Por esto, como padres es importante educar a nuestros hijos para que estos pequeños placeres no alteren el equilibrio alimentario y sobre todo para que no les conduzca al sobrepeso y la obesidad.

Recomendaciones

La Asociación Española de Pediatría menciona en sus recomendaciones que no se puede privar a los pequeños del placer de los dulces, las golosinas y las chucherías, y menos aún si sus amigos los toman, pero se recomienda moderar su consumo.

Las chuches y las golosinas pueden consumirse pero siempre dentro de una dieta equilibrada y en cantidades moderadas ya que no es recomendable que los pequeños abusen del azúcar. Y, además, nunca han de substituir la fruta como postre.

Descarga guía completa