Ficha 16 - Cómo introducir la alimentación complementaria

El primer año de vida es crucial para el crecimiento y desarrollo de su bebé

New call-to-action

Aunque hay consenso en la conveniencia de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, a partir de esa edad es necesario cubrir las necesidades energéticas del bebé para que se desarrolle y crezca adecuadamente. Por ello, alrededor de los 6 meses o incluso algo antes (hacia los 4 meses si la lactancia ha sido mixta o sólo artificial) hay que introducir paulatinamente alimentos que complementen la alimentación del bebé.

En el proceso de introducción de la alimentación complementaria hay que tener presente dos capacidades innatas del bebé y que influyen en este proceso: la neofobia alimentaria y la autorregulación energética.

¿Qué es la neofobia alimentaria?

Se denomina neofobia alimentaria a la reticencia a probar nuevos alimentos. Esta capacidad está presente en todos los omnívoros, incluyendo a los humanos, como un mecanismo de protección del consumo de substancias perniciosas para la salud y que favorece aquellas que benefician el crecimiento de la crías.