Ficha 14 - El adecuado seguimiento pediátrico del Índice de Masa Corporal y el rebote precoz de la adiposidad

Es muy importante seguir las visitas programadas para evitar la obesidad y el sobrepeso en la etapa infantil

Seguimiento peso

El equipo de pediatría atiende al bebé desde el nacimiento y probablemente lo hará de manera continuada hasta los 15 años. Es muy importante seguir las visitas programadas para evitar la obesidad y el sobrepeso en la etapa infantil. El pediatra realiza controles de crecimiento y podrá observar si su bebé sigue una buena nutrición y tiene un desarrollo adecuado.

A partir de los 2 años es de especial interés la medición del peso y la talla de su hijo para la determinación de la curva del IMC (índice de masa corporal), que es el mejor indicador de si un niño se encuentra dentro del peso adecuado para su edad, o bien tiene obesidad o sobrepeso. En niños y adolescentes el IMC varía de manera fisiológica durante el desarrollo, con la edad y el sexo. Así, asciende rápidamente durante el primer año, decrece progresivamente de los 12 meses hasta los 5-6 años, cuando se produce el llamado “rebote adiposo” fisiológico, es decir, normal; después vuelve a ascender progresivamente, especialmente durante la adolescencia, hasta llegar a la vida adulta.

Cuando en su lugar el ascenso de la curva comienza antes 6 años de edad, se denomina el “rebote precoz de la adiposidad”, que indica un riesgo futuro de sobrepeso. Los valores absolutos de IMC no tienen importancia, sino que interesa observar la curva de índice de masa corporal en el tiempo, es decir, su tendencia ascendente y su descenso en el tiempo que corresponde. En otras palabras, en caso de exceso de peso, significa que el peso está aumentando más de lo debido en relación al aumento de la estatura.

La necesidad de prevenir cuanto antes la obesidad infantil

El sobrepeso y la obesidad son situaciones cada vez más frecuentes en la infancia y que se adquieren en los primeros años de vida, con los consiguientes riesgos para la salud (presentes y futuros). Según datos del último estudio Thao 2015, en una muestra de más de 6.000 niños y niñas de la franja de 3 a 5 años ya se encuentra un 19,4% de sobrepeso y un 9,3% de obesidad, lo que representa un total de 28,7% de exceso de peso en unas edades realmente precoces.

Descarga guía completa