¿Cómo ayuda el deporte a superar tus límites?

Las atletas paralímpicas Gema Hassen-Bey y Elena Jacinto compartieron, en un encuentro en la Torre DKV, sus experiencias en el deporte, cómo les ha ayudado a superarse a sí mismas y cómo, todavía, sigue siendo su “motor de superación” y de estabilidad.

El pasado 14 de marzo la Torre DKV, en Zaragoza, acogió la visita de dos grandes ejemplos de superación. Las deportistas paralímpicas Gema Hassen-Bey y Elena Jacinto protagonizaron el encuentro “¿Cómo ayuda el deporte a superar tus límites?”.

Gema Hassen- Bey, medallista y pionera de la esgrima paralímpica, explicó qué es para ella el deporte y cómo le ha ayudado en su día a día. “Hago deporte porque es mi motor de superación, mi motor espiritual, algo que, practiquemos deporte o no, necesitamos todos”.  

El pasado noviembre, la deportista se convirtió en la primera mujer con discapacidad física en ascender el Teide, el pico más alto de España con 3.718 metros de altura. La aventura le costó doce días y no lo hubiera podido conseguir sin ayuda de su equipo, ni de la gente y las empresas que le apoyaron tanto económica como emocionalmente. Entre ellas, DKV.

“Hay que saber cómo ayudar. No hay que irse muy lejos ni se necesitan grandes cantidades de dinero sino que, a veces, con un simple gesto es suficiente. En esto hay mucha solidaridad”, confesó la atleta durante su intervención. 

A pesar de los retos deportivos que ha superado a lo largo de los años, fue la vida la que le puso frente al reto más difícil. Los médicos le diagnosticaron cáncer de mama y con su fortaleza física y mental fue capaz de superarlo en menos de tres meses. Un caso nunca antes visto por los profesionales que se encargaron de su recuperación.

Además del deporte, Gema asegura que el contacto continuo con la naturaleza también le ayudó a mejorar su salud, una de las grandes recomendaciones de los médicos junto con la buena alimentación y la actividad física. 

Así, la atleta reveló que ha aprendido que “cada momento de la vida es un regalo y hay que disfrutarlos”. 

Una lección que tiene más que asumida Elena Jacinto. La responsable de Calidad de la Fundación DKV Integralia es también tenista paralímpica. En su caso, un accidente le provocó una lesión medular que le dejó en silla de ruedas, y que pudo desembocar en una enfermedad mental. El deporte se convirtió en parte del tratamiento que ahora le permite tenerla controlada. “Es importante para cualquier discapacitado pero está demostrado científicamente que ayuda a estabilizar las enfermedades mentales”, aseveró Jacinto.

En DKV nos fascinan las personas que, como Gema y Elena, son capaces de superar cualquier tipo de barrera. Apostamos por el deporte y apostamos por la integración. Porque creemos que nadie debe detenerse ante ningún tipo de límite. Cuídate mucho.

Comparte este evento