Bosque memorial DKV: curar las heridas reforestando el alma 

En recuerdo de los clientes fallecidos por COVID-19 durante 2020, y como homenaje a sus familias, DKV planta su primer bosque memorial. Un símbolo para curar las heridas que contribuye, además, a restaurar el paisaje de El Bruc, arrasado por un incendio

El 14 de marzo de 2021 se cumplió un año desde que se decretó el estado de alarma a raíz de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. Un año complicado para todos, pero especialmente para aquellos que han perdido a un ser querido. Una pérdida a la que muchos se han tenido que enfrentar con una dificultad añadida: la imposibilidad de despedirse.    

Un lugar donde recordar, con un árbol que abrazar, una vida entera para honrar

 

En 2020, un total de 768 clientes de DKV fallecieron a causa de la COVID-19. Queremos que su recuerdo permanezca con nosotros para siempre. Por eso, desde DKV hemos querido rendir un homenaje a nuestros asegurados fallecidos y a sus familias a través de un acto simbólico que ayude a canalizar las heridas que la pandemia ha causado y que, además, con el paso del tiempo, contribuya a restablecer un paisaje que el fuego nos quitó.    

El bosque memorial DKV, donde plantamos un árbol en memoria de cada cliente fallecido, está situado en una finca privada cerca de El Bruc (Barcelona), con vistas a la montaña de Montserrat. Este espacio sufrió en 2015 un grave incendio que arrasó 1.200 hectáreas y con esta plantación contribuimos a restaurar su biodiversidad.    

     

De cada árbol se colgará una postal de papel semilla con textos de los familiares. Con el tiempo, puede que estas palabras se conviertan en flores que broten al pie de los troncos. La compañía está llamando a las familias para recopilar sus frases que transcribirán voluntarios de DKV y colgarán en cada uno de los árboles. Los recordatorios también se recogerán en una web conmemorativa.  

La plantación, que se ha realizado en colaboración con el proyecto europeo LifeTerra, cuenta con ejemplares de especies autóctonas, como encinas, robles carrasqueños, pino carrasco, cerezo silvestre, algarrobo y olivo silvestre, además de arbustos.   

Esta acción de restauración forestal se enmarca en el compromiso de la compañía de plantar 1 millón de árboles hasta 2030. Este bosque memorial es el primero de otros que se plantarán en varios lugares de España.    

Bosque memorial